English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

ETERNO DILEMA: GRANDES O PEQUEÑOS

domingo, 8 de marzo de 2009

Hace tiempo, una amiga me refirió el encuentro que tuvo con un hombre mientras tomaban una copa en una cafetería. Decididos a tener alguna clase de actividad sexual, él le previno de que “la” tenía excesivamente grande y que quizás se asustara. Dicha amiga le dijo que no importaba pues había visto de todo, movida, un poco, por la idea de que el chico estaba fanfarroneando. De modo que allí mismo, bajo la mesa, realizó las maniobras necesarias para liberar el miembro del hombre y calibrar por sí misma la cuestión del tamaño. Su sorpresa fue mayúscula cuando comprobó que era incapaz de abarcar con su mano la circunferencia de aquel pene.

Hace tiempo escuché algo sobre ello en un programa de sexología radiofónico. Recibieron dos quejas de hombres superdotados. Algo tan, al parecer, deseado, a ellos les amargaba su vida sexual, porque las mujeres con las que se encontraban se asustaban y renunciaban a mantener relaciones sexuales con ellos. Incluso si acudían a los servicios de prostitutas, estas se negaban a practicar el coito y les ofrecían, tan sólo, masturbarles. Los penes grandes (longitud superior a 17 centímetros en erección y 11 centímetros en reposo, con un diámetro de 4,2 centímetros) también tienen sus problemas.

Los penes pequeños (longitudes menores de 12 centímetros en erección y 6 centímetros en reposo, con 3 centímetros de diámetro) también tienen problemas por cuestiones estéticas y por temor no al susto que provoquen en las chicas sino a su risa. No está de más señalar, sin embargo, que los penes grandes no tienen por qué ocasionar problemas. Las vaginas medias tienen una entrada de 4,5 centímetros de diámetro y una longitud máxima, en estado de excitación, que puede alcanzar los 15-16 centímetros en total. Eso indica que, por término medio, cualquier vagina podría albergar penes grandes. Sin embargo, es posible que un pene XL se encuentre con una vagina estrecha y entonces se produciría el conflicto. Sólo para estos casos podría ser necesario tener en cuenta algunas cosas: Si se desea practicar el coito y existe un cierto desequilibrio en tamaños, puede emplearse mucha lubricación artificial para conseguir penetraciones no dolorosas.

Conviene no olvidar que la inserción del pene en la vagina, si bien es una actividad muy atractiva por sí misma y placentera, no es la única forma de relacionarse sexualmente una pareja. Hacer el amor, en sentido estricto, es o que convencionalmente se conoce como “preliminares”. Esto es: los besos, las caricias, los masajes; tanto los que se aplican a cualquier parte del cuerpo como a las erógenas. La cópula, no es más que una de las formas de llegar, finalmente, al orgasmo. Pero a este se puede llegar de otras maneras, utilizando las manos, los labios, la lengua y otras partes del cuerpo con la habilidad necesaria. Y esto reza tanto para los hombres como para las mujeres.

Por eso, que el hombre posea un miembro viril muy grande o muy pequeño, no es impedimento para disfrutar del sexo y llegar, ambos, al orgasmo. Y por supuesto, ellas también tiene sus preferencias... a unas les gusta grandes y otras no le dan importancia al tamaño.

2 Pecadores comentan:

Real Fenix dijo...

interesante reporte la verdad igual he escuchado historias de mujeres que an dejado a sus parejas por ser estos mmuy dotados...interesante

BIGARIATO dijo...

Pues si... y yo se de hombres que lo padecen y no es para ellos ninguna ventaja.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

- - - HE PUESTO PUBLICIDAD COMO AYUDA PARA EL MANTENIMIENTO DE ESTE BLOG - - -